Misión

Las Escuelas Familiares Agrarias – Centros de Promoción Rural de Aragón (EFAs de Aragón) son centros de formación profesional cuya MISIÓN es contribuir al desarrollo de las personas y del medio rural donde se desarrolla su actividad:

Somos una ESCUELA donde promovemos:

  • Una formación integral a nuestros alumnos, no solo profesional, cultural, técnica, deportiva y social, sino también humana y cristiana, respetando la libertad de cada alumno y colaborando estrechamente con las familias, pues entendemos que los padres son los primeros educadores de los hijos.
  • Un proceso educativo basado en el esfuerzo y trabajo personales de los alumnos, para ayudarles a conseguir la formación, la madurez y los conocimientos necesarios para adoptar sus propias decisiones con criterio, rectitud y libertad.
  • Una formación académica de prestigio, atendiendo a las últimas innovaciones tecnológicas y a las demandas del mercado laboral, dando prioridad a una formación activa, práctica y pegada a la realidad.
  • Una pedagogía activa, todas las acciones de formación se basan en una pedagogía activa, en unos contenidos realistas, en el análisis de problemas concretos y en unas técnicas de trabajo en grupo que fomentan la participación y el trabajo en común.
  • El Proyecto Medea (Metodología Dual Aula-Empresa), supone un proceso de aprendizaje en el cual el alumno cuenta con periodos de formación en la empresa (alternancia educativa) que favorece:
    • Su orientación Profesional.
    • Su inserción laboral.
    • Una actitud crítica de reflexión y análisis del desempeño de su profesión, facilitando la asimilación de los conocimientos teóricos y la motivación por el trabajo.
  • Una formación continua: estamos convencidos de que la formación no termina nunca, por lo que fomentamos una formación permanente de los profesores y de las familias, que contribuya al desarrollo personal y social.
  • Además, contamos con un profesorado comprometido y bien formado técnica, humana y profesionalmente.

Con un ambiente FAMILIAR, y por ello:

  • Implicamos a las familias: pretendemos que haya una comunicación cercana entre las familias y el Centro. Los padres son los primeros y principales responsables de la educación de sus hijos. La implicación de los padres va más allá de la responsabilidad económica o de rendición de cuentas en lo académico o en lo disciplinario. Se trata de que a través del tutor de su hijo, asuman y contribuyan eficazmente en el proceso de la educación integral de sus hijos.
  • Disponemos de residencia educativa. La labor de la residencia es importantísima y fundamental. Queremos trasladar a ella todo aquello que querríamos para una familia. Que los alumnos se sientan con la cercanía de su casa. Que se encuentren “en familia”. Y que además sea un ámbito más de su formación diaria.
  • Tratamos de conseguir un clima de convivencia positivo: por eso nuestro proyecto educativo favorece la inclusión e integración de todos.

Pretendemos el desarrollo del MUNDO RURAL, para ello:

  • Promocionamos nuestra relación con las empresas familiares. Las acciones educativas y de promoción se desarrollan fundamentalmente ligadas al mundo de las pequeñas empresas familiares.
  • Colaboramos con el desarrollo local y del mundo rural. Somos referencia para las empresas y profesionales de múltiples sectores en sus comarcas.
  • Pretendemos una amplia participación social. En el proceso de formación de nuestros alumnos colaboran activamente sus familias, antiguos alumnos, empresarios e instituciones.