Educación permanente

Las EFAs realizan diversas acciones encaminadas a satisfacer las aspiraciones de la población rural y por ello brinda a la comunidad determinados programas y cursos destinados a la mejora del propio trabajo, a la creación de empleo y autoempleo, a la orientación ocupacional, a la promoción personal, etc: son las acciones de Educación Permanente. Van dirigidas paralelamente a los jóvenes que se incorporan por primera vez al trabajo, a los propios padres que así lo quieren y a todos los colectivos del medio rural que ven en la Escuela un medio idóneo para satisfacer sus necesidades profesionales, educativas y culturales.

Las EFAs, en su afán de promoción social del medio rural, colaboran con distintas instituciones para hacer posible la mejora del empleo, tal es el caso de los convenios de colaboración con el INEM, la confederaciones de empresarios, empresas particulares, etc. con vistas a permitir la constante formación personal de la gente del medio rural, y como consecuencia hacer posible el dinamismo social tan necesario en la puesta en marcha de sucesivos procesos de mejora de las condiciones de vida y del desarrollo rural.

Además de lo puramente profesional -y sin duda, mucho más importante- es vivir a gusto con los demás y con nosotros mismos: espíritu positivo, buenas vibraciones. De este tema os dejamos un vídeo de Carlos Andreu: una charla en la que -a partir de un suceso personal- se pregunta por las cuatro razones por las cuales nos levantamos cada mañana: familia, trabajo, amigos, salud… y la importancia que atribuimos a cada una. Como dice el conferenciante, citando a Séneca, «Si no sabes hacia donde se dirige tu barco, cualquier viento es bueno».