Entrega premio la «espiga dorada»

Coincidiendo con la celebración de su patrón, la Cooperativa San José de Sádaba ha entregado hoy sus famosas ‘Espigas doradas’, reconociendo así la labor y el trabajo de los profesionales del campo que se aglutinan en la agrupación agrícola, que reúne 300 socios de Sádaba, Uncastillo, Alera y Layana.

Los galardonados han sido: el programa de Aragón radio ‘De puertas al campo’, por su labor de difusión del sector agrario. Recogerá el premio su presentador, el periodista Carlos Espatolero; la Federación de Escuelas Familiares Agrarias (EFA) de Aragón, por su labor de más de 50 años de formación a jóvenes, y, por su trayectoria profesional, la Espiga dorada ha sido para Fernando Calvo, jefe del servicio provincia de Industrias agroalimentarias y otros cargos destacados dentro del mundo agrario, muy volcada con el cooperativismo y muy volcado siempre con la cooperativa.

En la cita también se han entregado los galardones a los agricultores que consiguieron los mejores productos en sus cosechas del 2018 de trigo y cebada, medidos a través de su peso específico. Los premios han recaído en Sergio Arregui, de Uncastillo (cebada) y Vil Sociedad Civil, también de Uncastillo, en trigo.

Los galardones se han entregado en la comida de socios que ha tenido lugar tras la procesión y la misa, así como la recepción oficial de autoridades y premiados que ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Sádaba, encabeza por su alcalde, Santos Navarro, y otras autoridades locales, y de la DGA, entre ellos, el director General del FITA, José Antonio Domínguez, así como el presidente de la Federación de Cooperativas, José Víctor Nogues, y miembros del consejo rector de la Cooperativa San José.

El presidente de la Cooperativa de Sádaba, Enrique Arcéiz, se ha muestra “muy satisfecho” con la concesión de estos premios y con la celebración de esta fiesta que congrega a todos los socios de la cooperativa sadabense, que en sus casi 40 años de vida –se fundó en el año 1979–, “se ha posicionado como un referente en la producción y distribución de semillas cerealísticas de alta calidad a nivel nacional”, señala.

El número de hectáreas que trabajan los 300 asociados rondas las 20.000 hectáreas –de las que más de 6.000 son de regadío–. De ellas, el 85% de la actividad corresponde a cereal de invierno (cebrada y trigo), pero también se cultivan forrajes (alfalfa y festuca), girasol, arroz, colza y guisantes. La Cooperativa de Sádaba obtuvo una facturación el año pasado de 14 millones de euros.

Los premios suponen, además “un día de fiesta en Sádaba”, ha declarado el alcalde de la localidad, y presidente de la Comarca de las Cinco Villas, Santos Navarro.

Igualmente, “sirven para reconocer la labor que hace la cooperativa y el trabajo de los agricultores”, un sector y una organización “muy activa, imprescindible en un pueblo, porque ayuda a fija a la población” y a proyectar una visión “de Sádaba muy positiva”, porque es una organización agraria “que se ha adaptado a los nuevos tiempos de manera excepcional”, concluye Navarro.